Protección para la madera

12 Noviembre 2014

Proteger la madera del sol

Dentro de las estructuras de madera que instalamos y ayudamos a mantener, las pérgolas de madera son las más solicitadas para instalarse en piscinas, jardines o terrazas, debido a su utilidad y al amplio abanico de posibilidades de decoración de las que dispone. En este post hablaremos de los métodos de protección más utilizados para tratar a la madera contra uno de sus enemigos naturales, los rayos del sol.

Proteger la madera

La madera es un material idóneo para realizar grandes construcciones, ya que no únicamente aporta su apariencia natural y resistente sino que actúa como aislante contra el frio y el ruido además de ser muy resistente una vez tratada. Desde aquí les recomendamos las estructuras de madera ya que aportan el característico color y apariencia de la madera a cualquier zona. Uno de los enemigos, junto a la humedad, de la madera son los rayos del sol. Los rayos de sol de forma continuada e intensa sobre la madera provocan que en un periodo de tiempo esta comience a perder su color y estropeando su apariencia hasta que su color se vuelve más enfermizo, por este motivo existen productos para la madera que la protegen contra el sol para que dure en perfectas condiciones durante mucho más tiempo.

La madera tratada es una de las estructuras que más aguanta el paso del tiempo debido a su robustez, por lo que con unos cuidados mínimos y una serie de precauciones disfrutara de su pérgola durante mucho tiempo. Aunque la durabilidad de la madera natural reside en gran parte de su composición, siendo las maderas tropicales las más duraderas, si se le añaden productos como los barnices para protegerla, su vida útil será mucho más larga y además estará protegida contra hongos o plagas de insectos.

Productos para la protección de la madera

En el mercado hay una gran cantidad de productos protectores de la madera de diferentes marcas y precios, antes de aplicar cualquier producto en la madera para asegurarse que es correcto y no la estropeará en lugar de protegerla. Entre los muchos beneficios de tratar la madera se encuentra además de protegerla contra el sol, protegerla contra la humedad, las plagas y otros destructores de madera.