blog carpinteros valencia

Proteger la madera en el exterior

05 septiembre 2015

Cuidados para la madera

Entre los materiales que ofrece la naturaleza, la madera es sin duda el más práctico. Es uno de los materiales que una vez tratados resiste el paso del tiempo y además es un buen aislante térmico y acústico. Pero a pesar de ser un material practico, necesita unos cuidados básicos si se va a someter a  condiciones adversas como mal tiempo o las plagas.

Los rayos del sol son enemigos de la madera desde siempre, puede causar que pierda su aspecto natural y se vuelva grisácea. Por otra parte, la humedad y el agua no afectan directamente a la madera, pero son las causantes de la aparición de insectos y hongos. La madera únicamente se pudrirá si es constantemente expuesta a humedad, por lo que Carpinteros Valencia recuerda que hay que tratarla en épocas de lluvia para evitar que se estropee.

Protección para el exterior

La diferencia de durabilidad natural de la madera depende del mayor o menor contenido de resinas y aceites que impregnan sus tejidos internos, entre las más resistentes Carpinteros Valencia destaca el roble, el castaño y el cedro. Entre las menos resistentes el chopo, el abedul o el arce. Actualmente hay un extenso número de productos para el cuidado de la madera que siendo aplicados en una dosis adecuada cuidan de la madera para que nos dure mucho más tiempo que de forma natural.

Cuando elijamos un producto debemos fijarnos en que cumpla unos requisitos recomendados para no encontrar problemas después,  destacamos: poder ser usados en cualquier tipo de madera, ser efectivo contra hongos e insectos, no ser perjudicial para el medio ambiente, no dejar olores residuales, mantener la protección a largo plazo y ser compatible con pinturas y barnices. En cualquier tipo de producto que elijamos, el sistema de aplicación es normalmente con una brocha o un pincel, siendo el método más sencillo para la impregnación, aunque también existen algunos que se aplican mediante pulverización.

Recomendamos que antes de impregnar la madera con el producto protector, se realice una preparación previa. Sobre maderas que son nuevas, de lijara la superficie con papel de lija grueso seguido  de una lija más fina para quitar las imperfecciones y conseguir un tacto liso.

El lijado es necesario que sea en sentido de la veta, eliminando el polvo con un trapo humedecido o un cepillo. Es importante, que antes de aplicar cualquier producto para la protección de la madera se elimine cualquier barniz o pintura que se hubiese aplicado en el pasado, consiguiendo así que los elementos de madera que tenemos en el exterior duren mucho más y en perfectas condiciones.