blog carpinteros valencia

Suelos de madera que crujen

27 Mayo 2016

Soluciones para suelos de madera que crujen

Entre las reformas o rehabilitaciones que nos solicitan de manera más frecuente, se encuentran los suelos de madera que presentan molestias, cuando crujen demasiado.

En propiedades antiguas con este tipo de suelos, cuando se camina ocasionan ruidos incómodos. Muchas veces debido a las ventajas de contar con ellos, el propietario no tiene como opción cambiarlos, y prefiere mantenerlos. Existen varias soluciones en función de las distintas causas, que pueden llevar a que cruja la madera. Se requiere por lo tanto el servicio de profesionales, dedicados a las reformas y rehabilitaciones.

Es importante detectar entonces el origen o motivo de estos ruidos en el suelo, para localizar las dimensiones de las zonas que están afectadas y solucionarlo de acuerdo a ello.

Causas comunes

Entre las causas más fáciles de establecer, por qué cruje el suelo de madera, pueden encontrarse, por ejemplo:

  • Exceso de separación de las vigas donde se apoyan las maderas, principalmente por mal cálculo en la instalación.
  • Sujeción insuficiente de los tablones, que provocan fricción entre las maderas y los clavos.
  • Antigüedad de la madera, que al encontrarse seca o por la humedad, se dilata y ya no se sujeta correctamente.

Posibles soluciones

suelos de madera que crujenSi se cuenta con un suelo de madera, que aún está en buenas condiciones respecto a su estructura, basta con localizar los puntos de sujeción y agregar clavos, para apoyar la misma. Si pese a realizar esta técnica, no se solucionan los ruidos que se producen en el suelo, el profesional en reformas realizará los orificios adecuados para introducir parafina y mejorar el antiguo punto donde la madera producía fricción. Caso contrario, se procederá al cambio de las maderas dañadas, solamente en las zonas donde se localizan los ruidos. Hay que elegir para el cambio de los tablones de madera, un suelo uniforme que no varié el resto de la superficie y no contraste demasiado con el ya existente.

En caso de problema en la estructura del suelo, por ejemplo, porque las vigas están demasiado separadas, se requiere una obra de reforma mayor. Esta solución se plantea, para mejorar las condiciones de habitabilidad en la vivienda o edificio, donde la estructura se ve afectada. Es preciso pensar en la seguridad de los propietarios, donde se produjo éste daño estructural. Para estas situaciones la espuma de poliuretano, es una solución viable, que amortigua perfectamente los sitios, donde se apoya el tablón. Su aplicación resulta semejante a la parafina antes mencionada, con un coste superior, pero muy usada en daños de estructuras mayores.

Estas son algunas posibles soluciones, pero cada suelo de acuerdo al tránsito de personas, antigüedad, características, instalación y muchos otros factores, presenta características distintas. Por lo cual será preciso contar con el asesoramiento de arquitectos, constructores y profesionales, dedicados a las reformas. Son las personas idóneas, para determinar el daño sea estructural o no y aplicar las medidas o soluciones, que tiendan a cambiar esta situación incómoda. Una forma de prever esto, cuando se instalan suelos de madera, es asegurarse de la correcta colocación por profesionales.